Buitre leonado, buitre franciscano; voltor

Gyps fulvus


Todas las especies - Totes les espècies


1413 Bosquejo histórico de Oropesa

País Valencià

ORPESA [Plana Alta, Castelló]: <<Sevillano Colom, en su "Bosquejo histórico de Oropesa", dice, entre otras cosas: "Fue en 25 de septiembre de 1413. Reinaba en los países de la corona de Aragón el primer rey de la dinastía Trastámara, Fernando I de Antequera. Le acababan de elegir libérrimamente los compromisarios de Aragón, Cataluña y Valencia reunidos en Caspe, después de la muerte de Martín el Humano". Al comienzo hace en el privilegio una brillante descripción de la costa rocosa de los fáciles escondrijos donde podían fácilmente, los sarracenos,  ocultarse para sus incursiones piráticas y las presas en corso. Expone luego las múltiples ocasiones en que han sido capturados miles de cristianos (varones y mujeres) y llevados cautivos a tierras musulmanas. Pinta el cuadro de desolación de unas tierras feraces, abandonadas por sus habitantes por falta de seguridad: "En lugar de hombres, las habitan -dice- jabalíes, lobos y panteras [linces?], y en lugar de aves domésticas revolotean los buitres y los cuervos". El espectáculo es tal que no se puede contemplar con los ojos secos ('siccis occulis'). Para poner remedio a tal estado de cosas, ordena que ea construida, en el sito que parezca más útil y cómodo, una torre con capilla o basílica y con edificios fortificados, desde donde puedan observarse las naves amigas o enemigas que vinieren hacia el cabo; y donde pudieran refugiarse los habitantes en caso de ataque. Dicha construcción tenía que ser llevada a cabo, sin perjuicio para los derechos reales ni para "el noble Jaufredo de Thous, de quien se dice que es el lugar de Oropesa". [...]>> (Pàg.82)

[PUERTO MEZQUITA, Gonzalo: Guía Comercial e Industrial de Castellón de la Plana 1958. Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación. astellón.] repositori.uji.es


1663 - Francisco Santos

Madrid

<<DISCURSO SEPTIMO DÍA, Y NOCHE, DE MADRID. [...] Más sentido tiene el pájaro cien sayos [pájaro fabuloso? buitre?] (llámanle assí los caçadores, porque en quitándole la pluma hermosa y de varios colores que le adorna, le queda otra más menuda debaxo; y en quitándole la segunda, le queda un bello muy espeso). Assí es el jugador, como anda a deshoras, con la muerte a los ojos, debaxo del vestido que de gala le sirve, trae otro que es coleto; y luego la malla, o el jubón de cien tafetanes (llámenle cien sayos). Este pájaro con tanta pluma, su carne vale poco, que es negra, y al instante que le matan, huele mal, que más le matan por la pluma, que le han de quitar; assí es el jugador, por quitarle lo que gana, le suelen matar. Este pájaro tiene la cabeça tan desnuda, que parece que la naturaleza, cansada de averle adornado con tanto cuydado el cuerpo, le dexó la cabeza desnuda porque tuviesse algún defecto, pues no ay cosa criada sin él. Assí es el jugador, falto de entendimiento, su cabeça es la parte más desnuda; cría en ella un legamo pegajoso; es muy glotón y muy ruidoso su canto. Assí es el jugador, que huye el sossiego y la quietud de donde él está, hasta quando está soñando con el juego; miren qué quietud tiene, quando todo es quietud. Este pájaro, el sustento más regalado que tiene es el que le mata. Assí es el jugador, el juego es su mayor regalo, y es quien acaba con él. Busca por los montes parte donde aya animal muerto; la carne muerta luego cría gusanos; los gusanos busca él; come tantos que le embriagan y sacan de sí. Miren qué sentido le queda al que acaba de perder; busque la memoria, verá donde la tiene; tan sin sentido queda este pájaro, que turbado y sin él, da en el suelo, junto al mismo sustento que con tanta ansia buscó, él es causa de su ruyna; el gusano que su anhelar es buscar donde assirse, encuentra con la cabeça de este pájaro y se asse en ella, comiéndole ya los ojos, o parte, que quando quiere volver en sí ya no es dueño de sí, pues herido, o ciego de lo uno o de lo otro, queda impossibilitado de volar, con que acaban con él los mismos gusanos. Miren al jugador que acaba de perder, quanto falto queda de alientos y quan sobrado de impaciencia. Estando este pájaro entero, que se conoce lo que fue, no llega en todo aquel sitio otro pájaro de su género, porque les causa horror ver su semejante muerto, por lo mismo que ellos andan buscando. Si el jugador hiziera otro tanto, ya tuviera sentido, pero aunque ve que la embriaguez del juego ha puesto aquellos dos hombres cerca de muertos, si ya no lo están, es tal su ceguedad, que en lugar de que los cause horror y espanto ver lo que ven, darán mucha priessa para que los saquen fuera y ponerse a jugar en el mismo sitio que ellos están, sin hazer reparo de la sangre vertida ni en las lástimas que hazen otros; diferente haze el pájaro, más entendimiento tiene que el hombre; jugador, date una palmada en la frente de tu vicio y llama a la memoria par aque te acuerde que ay fin, pero si la memoria la tienes metida entre barajas de naipes, donde ay figuras, espadas, palos y copas, con que brinda la gula, primero que de allí la saques, ya podrá ser que aya llegado la muerte por ti, como ha llegado por aquellos dos. [...].>>

[SANTOS, Francisco (1663). Día y noche de Madrid, dicursos de lo más notable que en él passa. Por pablo de Val. Año 1663. A costa de Juan de Valdés, Mercader de libros. Véndese en su casa, en la calle de Atocha, enfrente de Santo Tomás. Madrid.] books.google.es


1802 Real Academia de la Historia

Navarra/Nafarroa

NAVARRA: <<Geografía de Navarra. [...] La caza de perdices, codornices, torcaces, faisanes, tórtolas, conejos y liebres es común en el país y abundante. Los montes crían lobos comunes y cervales, algunos osos, jabalíes, corzos, cabras, gatos monteses y de algalia, zorros, tejones, liebres muy grandes, ardillas de delicado gusto y garduñas. También se hallan en ellos, chochas, chorlos [chorlitos], tordos, malvises, grajas, aguiluchos, gabilanes [sic], cuervos, buytres y otras especies de aves y culebras.>>

[REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA (1802). Diccionario geográfico-histórico de España. Imprenta de la Viuda de D. Joaquín Ibarra. Madrid.] 1802: Navarra y País Vasco, Sec.I-Vol.I (ABA), Sec.I-Vol.II (MAC)


1826-1829 Miñano

Catalunya, Aragón, País Vasco/Euskadi y Navarra/Nafarroa

PIRINEOS (IMUM PIRIN) [Los Pirineos, Euskadi, Navarra, Aragón, Cataluña, Andorra y Francia]: <<(Se crían) águilas, buitres, alcones, esmerejones, gavilanes, perdices comunes y blancas, chochas, francolines, faisanes, gallos monteses, tórtolas, tordos, torcaces, y variedad de pájaros.>>

Asturias

SANTA EULALIA DE OSCOS [concejo de la comarca Eo-Navia]: <<(Sus montes) abundan de perdices, palomas silvestres, pegas [urracas], anguilas [sic, águilas; la pesca va a continuación], buitres, milanos y varias castas de pájaros; hay gran número de lobos cervales, muy parecidos al tigre, corzos y gatos silvestres.>>

SOMIEDO [concejo de la comarca Camín Real de la Mesta]: <<Se crían en sus montes osos, lobos, javalíes, tejones, robezos [sic, rebecos], ardillas, algún venado, liebres y lobos cervales, que parece ser los que Bufon llama linces; se crían también aves y pájaros como águilas, buitres, faisanes, palomas, perdices, halcones y otras de paso y estantes.>>

[MIÑANO Y BEDOYA, Sebastián (1826-1829). Diccionario geográfico-estadístico de España y Portugal. Imp. Pierart-Peralta. Plazuela del Cordón. Madrid. 1826: Volum I (A-BAR), Volum II (BAR-CAS), Volum III (CAS-ESP), Volum IV (ESP-HOC), Volum V (HOC-MEM); 1827: Volum VI (MEN-PES), Volum VII (PES-SAN), Volum VIII (SAN-TOR); 1828: Volum IX (TOR-VIL), Volum X (VIL-Z); 1829: Volum XI (Suplemento)]


1845-1850 Madoz

Navarra/Nafarroa

RONCAL [valle del Roncal/Erronkariko ibaxa, en la merindad de Sangüesa]: <<Hay mucha caza de osos, lobos, jabalíes, zorros, ardillas, buitres, sarrios, tordos y malvises.>>

[MADOZ, Pascual (1845-50). Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar. Imprenta de D. Pascual Madoz. Calle de Jesús y María, núm.28 & Est. Tipográfico-Literario Universal, Calle de la Madera baja, núm.4. Madrid. 1845: Volum I (ABA), Volum II (ALI); 1846: Volum III (ARR), Volum IV (BAR), Volum V (CAA); 1847: Volum VI (CAS), Volum VII (COR), Volum VIII (FAB), Volum IX (GUA), Volum X (LAB); 1848: Volum XI (MAD); 1849: Volum XII (NAB), Volum XIII (PIA), Volum XIV (SEA), Volum XV (TOL); 1850: Volum XVI (VIA)]


1851 - Antonio Machado

Andalucía

<<Vultur fulvus, Linn. Castilla, Buitre. Andalucía, Buitre franciscano. Habita en las provincias de Sevilla, Cádiz y Huelva; muy común y sendentario.>>

[MACHADO NÚÑEZ, Antonio (1851): Catálogo de las Aves observadas en algunas provincias de Andalucía. Imprenta y taller de encuadernaciones de Juan Moyano. Calle de Francos, 45 y Pajaritos, 12. Sevilla. (Abuelo de los poetas Antonio y Manuel Machado)] books.google.es


1858 - Diario de Córdoba

Andalucía

CÓRDOBA: <<UN PASEO POR LA SIERRA DE CÓRDOBA. Fernando Amor. [...] "Aquellas otras (rapaces) que vuelan acia la campiña son 'buitres'. Vienen de las cabreras del Guadiato, donde anidan. Sin duda han percibido el cadáver de algún cuadrúpedo y se dirigen a él para devorarlo; cobardes y de asqueroso aspecto, nos hacen un beneficio sepultando en sus enormes buches todas las carnes corrompidas que emponzoñan el aire con sus miasmas".>>

[Diario de Córdoba de comercio, industria, administración, noticias y avisos. Martes 24 de Agosto de 1858: link. Biblioteca Virtual de Prensa Histórica (BVPH): buscador]


1886 - Leopoldo Martínez

Andalucía

<<Vultur fulvus, LINNEO y GMELIN = Vultur occidentalis, SCHLEGEL = Gyps fulvus, GRAY.

Es la especie típica, conocida en esta sierra con el nombre de Buitre, que los campesinos más rudos llaman Bueitre por su tendencia corruptora del lenguaje. Cabeza, que es proporcionalmente pequeña, y cuello, cubiertos solo de un fino vello blanco o ceniciento; collarín blanco rojizo; espacio central del pecho sin pluma, pero con vello igual al de la cabeza; pico largo, fuerte, lateralmente comprimido, recto en la base, encorvado en la punta, borde liso y cortante; ojos salientes, sin cejas; fosas nasales espaciosas, abiertas diagonalmente, que le dan un olfato casi tan perfecto como la vista, en lo cual se distingue de los halcones y águilas que tienen buena vista y mal olfato, hallándose en el buitre la delicadeza de este sentido en connivencia con su afición a la carte corrompida que tiene que adivinar por la nariz tanto como los ojos. Por aquella le fluye un moco hediondo que ayuda también a la delicadeza de la olfación [Ojo, lo del superolfato no es cierto]; ojos desprovistos de la ceja que tienen los falcónidos; lengua cartilaginosa, aplanada, puntiaguda; tarsos robustos; garras cortas y roma; pico, iris y cera amarillentos, más o menos grises o avellanados; alas negras que llegan casi al término de la cola, con la tercera y cuarta remera sobresalientes; cola redondeada; plumaje de color leonado por encima, más claro por las partes inferiores.

El pulso del buitre late 150 veces por minuto. Su vuelo es rápido y poderoso como la de ninguna rapaz. Por sus instintos es el análogo del tigre. Voraz en términos de llenarse el estómago y no poder volar bien, el cual es el momento mejor para cazarlo, tiene facilidad de devolver voluntariamente el alimento, como ejecuta para sustentar a sus polluelos. [...] Utilidad del buitre: Su afición a la carne corrompida le hace muy provechoso en los parajes que habita. El Dr. Roberts, en una tesis escrita hace una docena de años, sobre la influencia de las emanaciones infectas no específicas en la salubridad, dice que los buitres y grajos permanecen largo tiempo sobre cuerpos muertos, hasta con delicia, en prueba de que no les produce contrariedad la influencia de los malos olores, que, por el contrario, le atraen. [...] Perjuicios del buitre: Son escasos, porque, si bien atacan a veces los corderos, chivos y otros mamíferos pequeños, no lo hacen con tanta frecuencia, porque habitan ordinariamente donde los halcones y águilas, que no los dejan perseguir caza viva, teniendo que acogerse a las carroñas [sic].>>

[MARTÍNEZ REGUERA, Leopoldo (1886): Ornitología de Sierra Morena. Imprenta de Fortanet. Calle de la Libertad, 29. Madrid.] bibliotecavirtualdeandalucia.es


23.3.1890 El Eco Bisbalense

España

<<El Gobernador civil de Madrid ha enviado a todos los alcaldes y maestros de primera enseñanza, unos cuadros dando a conocer los animales y aves [sic] útiles y perjudiciales a la agricultura.

Animales útiles a la agricultura: Torcecuellos, hormigueros [sic; torcecuellos hormigueros], cuervos, grajos, urracas, alcaudón, tordos, zorzales, mirlos, oropéndolas, currucas, reyezuelos, ruiseñores, visvitas, tifas, fifitas [lavanderas], golondrinas, vencejos, chotacabras, gorrión, águila, halcón, lechuza, buhos, mochuelos, cornejas, murciélago, musaraña o musgaño, erizo, topo [!], comadreja, pinzones, jilgueros, verderones, pardillos, chamaricas [sic, chamariças; en portugués, chamariz es verdecillo], abubillas, trepatroncos, perdices, codornices, gangas, ortegas, avutardas, sisones, chorlitos, avefrías, alcaraván, cigüeñas, chochas, agachadizas, rascones, patos, gansos, lagarto, culebras, ranas comunes, (ranas) arbóreas, sapos, salamandras, lagartijas y salamanqueses.

Animales dañinos a la agricultura: Topo, zorra, lobo, marta, garduña, gato montés, nutria, rata, ratones, campañoles [topillos], lirones, cascanueces [moscardino, según Buffon, lirón careto?], conejos, liebres, ardilla, jabalí, buitre, alcotones [alcotanes], halcón abejero, abejaruco, martín pescador, grullas, garzas y víboras.>>

[El Eco Bisbalense. La Bisbal 23 de Marzo de 1890: link. Buscador de prensa catalana: cercador]


Nota: No extraemos toda la informació de los diccionarios sobre plantas ni animales domésticos, a no ser que tengan alguna particularidad especial, bien sea la variedad, utilidad, etc. En todo caso, en el pdf se pueden buscar palabras concretas.


www.jacint.es  -  portellweb@yahoo.es

Recopilación bibliográfica y transcripciones de Jacint Cerdà

En continua actualización.