Alondra común; alosa

Alauda arvensis


Todas las especies - Totes les espècies


1851 - Antonio Machado

Andalucía

<<Alauda arvensis, Linn. Castilla, Alondra de campo. Andalucía, Terrera [ojo!]. Habita en las llanuras y bosques; es muy vulgar y sedentaria.>>

[MACHADO NÚÑEZ, Antonioo (1851): Catálogo de las Aves observadas en algunas provincias de Andalucía. Imprenta y taller de encuadernaciones de Juan Moyano. Calle de Francos, 45 y Pajaritos, 12. Sevilla. (Abuelo de los poetas Antonio y Manuel Machado)] books.google.es


1886 - Leopoldo Martínez

Andalucía

<<Alauda arvensis, LINNEO = Alauda italica, GMELIN.

Vulgarmente denominada Alondra en esta región, y bautizada con infinitos nombres diversos en cada país, se reconoce fácilmente por su tamaño, menor que el de un gorrión; por su pico mediano, recto, aleznado [puntiagudo], pardo por arriba y negro por debajo, con la arista superior ligeramente convexa; por sus fosas nasales abiertas en la base y medio ocultas entre las plumitas frontales; por su lengua ancha bifurcada en el vértice; por sus tarsos robustos, del tamaño del dedo medio, el cual está unido al extremo en la primera falange; por la uña larga y recta del pulgar, que contrasta con las cortas y retorcidas anteriores, y le dificulta el posarse en los árboles, obligándole a ser terrera; por sus alas puntiagudas, potentes, con 18 remeras; por su cola de 12 rectrices desiguales, que le dan un aspecto festoneado o bifurcado; por su color terroso, con manchas y rayas oscuras en la parte superior, más claro en la inferior, y blanquecino en la garganta, con una especie de ceja estrecha blanco-rojiza; y sobre todo, por su agradable y variado canto, que ha hecho a Daines-Barrington darle el título de 'Ave burlona imitadora'.

La alondra de estos campos vive y anida en los barbechos, en cuyos surcos se esconde favorecida por su color térreo; entra en celo en primavera, en cuya época es más melodiosa su voz, y suele remontar su vuelo fuera de las horas de sol, a las regiones más altas, lanzando su gorjeo incesante como para convocar a sus compañeras; empolla de cuatro a seis huevos, en un nido oculto entre terrones, teniendo muy desarrollado el instinto maternal. [...]

Utilidad de la alondra: Alegra nuestras moradas con su canto cuando se enjaula en sazón, y nuestros estómagos con su carne exquisita cuando se mata, a docenas, con las trampas, la liga, el espejo, la red o la escopeta. Consume gran cantidad de insectos, gusanos y larvas, que saca de la tierra escarbando. Antiguamente se usaban las cenizas de alondra contra el cólico. Perjuicios de la alondra: Son escasos, porque solo come semillas y plantas a falta de insectos, que son más de su predilección.>>

[MARTÍNEZ REGUERA, Leopoldo (1886): Ornitología de Sierra Morena. Imprenta de Fortanet. Calle de la Libertad, 29. Madrid.] bibliotecavirtualdeandalucia.es


Nota: No extraemos toda la informació de los diccionarios sobre plantas ni animales domésticos, a no ser que tengan alguna particularidad especial, bien sea la variedad, utilidad, etc. En todo caso, en el pdf se pueden buscar palabras concretas.


www.jacint.es  -  portellweb@yahoo.es

Recopilación bibliográfica y transcripciones de Jacint Cerdà

En continua actualización.